Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

[GO SUBER] VÍDEO MECANIZACIÓN DE LA PELA DEL CORCHO

 

El proyecto, en marcha desde 2017, plantea mecanizar y revisar los sistemas de extracción, modernizando la cáscara para que sea más productiva, así como mejorar las condiciones de seguridad y salud laboral en subericultura
La ausencia de mecanización en los trabajos de extracción del corcho es uno de los principales problemas que arrastra la subericultura, esto es, la silvicultura aplicada a los alcornocales.
El descorche se sigue realizando en el siglo XXI como hace más de doscientos años: De forma manual, con la ayuda del hacha y la palanca. Por tanto se hace necesaria una modernización.
Las condiciones en que se realiza el descorche hacen poco atractiva esta profesión para las nuevas generaciones, debida a la temporalidad del trabajo, de la dificultad que comporta el manejo del hacha (requiere fuerza y habilidades), y la peligrosidad del trabajo (en ocasiones implica subir al árbol).
Como consecuencia, la mano de obra especializada escasea y envejece, y además, trabaja con graves carencias de seguridad.

Mecanizar los sistemas de extracción

Creado en 2017, el Grupo Operativo Go Suber es un proyecto de innovación sobre la modernización de la cáscara para la mejora de la productividad, subvencionado en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020.

“Integrado por entidades que incluyen a todo el sector, desde propietarios de alcornocales a institutos, asociaciones y centros de investigación, el Grupo ya ha superado la primera fase de creación y actualmente está elaborando el proyecto de innovación”, explica Mariola Sánchez , Dra. ingeniera de Montes y responsable del Laboratorio de Corcho el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), uno de los integrantes del proyecto.

El proyecto Go Suber contempla el desarrollo y ensayo en varios alcornocales de una nueva máquina para realizar los cortes en el alcornoque en sustitución del hacha, analizando su capacidad para extraer el corcho sin dañar la capa generadora de corcho, y comparando su rendimiento y ergonomía con el sistema tradicional.

El trabajo se amplía a otras herramientas que realizan operaciones auxiliares en la extracción.

Estos avances se probarán en los tres territorios corcheros por excelencia en España: zonas productoras de Andalucía, Extremadura y Cataluña.

Al final, el objetivo es introducir mecanización en un ámbito que no la tiene, superando los arrecifes de algunas máquinas desarrolladas hace cierto tiempo que no llegaron a cumplir las expectativas.

Igualmente, pretende mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo de los peladores y revisar los procedimientos de extracción, contemplando por ejemplo alargar el período de los trabajos asociados a la cáscara, reducido ahora a la época estival.

La segunda parte del proyecto, se centrará en mejorar la productividad de los alcornocales, procurando una mejora en la comercialización y valorización del corcho y de los subproductos de la industria corchera”.
Al final, el reto es establecer unas bases técnicas para una subericultura avanzada, que permita un desarrollo del sector corchero mirando al futuro, conservando los conocimientos tradicionales, en el marco de unos sistemas de seguridad y salud adaptados al siglo XXI, específicos para el trabajo en los alcornocales, y dando como resultado la obtención de materia prima en mayor cantidad y calidad de forma ordenada y sostenible.

es_ESSpanish