Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El sector corchero catalán tiene un valor ambiental que triplica su valor económico

El sector corchero catalán continúa su hoja de ruta hacia la sostenibilidad con el exitoso final del proyecto “Estudio del potencial de economía circular de sector corchero”. Este proyecto, liderado por la Fundación Instituto Catalán del Corcho, ha contado con la colaboración de la mayoría de empresas alcornoques catalanas, elAsociación de Empresas Corcheras de Cataluña (AECORK) y la cátedra MANGO de la Escuela Superior de Comercio Internacional de la Universidad Pompeu Fabra (ESCI-UPF).

Los objetivos principales del proyecto han sido evaluar el potencial de la aplicación de la economía circular en el sector corchero, actualizar el cálculo de la huella ambiental sectorial (el anterior estudio, pionero en la época, databa del año 2013) y determinar el valor socioeconómico y ambiental de todo el sector. El estudio ha resultado en la formulación de propuestas de mejora en materia de circularidad (cogeneración, simbiosis industrial, bolsa de subproductos, compensación de emisiones, …), detalladas en fichas técnicas que contemplan los costes de implementación, objetivos, potencial de mejora, fuentes de financiación, entre otros.

Uno de los hitos más significativos del proyecto ha sido el cálculo de la huella de carbono en cada una de las etapas de producción del sector, a fecha de 2021. Esta valiosa información tiene como finalidad identificar los procesos con mayor potencial de reducción de emisiones y ha servido para observar la evolución positiva de la industria corchera catalana en su compromiso en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Adicionalmente, se ha realizado un análisis del valor social y ambiental del sector corchero catalán, una metodología pionera que ofrece perspectivas inéditas sobre la contribución de esta industria a la sociedad ya la conservación de los servicios ecosistémicos en Cataluña y más allá, un valor de hasta 884 millones de euros. Con este estudio se ha podido comprobar que el valor ecosistémico de la industria corchera catalana (de hasta 669 millones de euros) triplica su valor socioeconómico (de hasta 215 millones). Este hecho pone en evidencia el carácter regenerativo del sector corchero, ya que la elaboración de tapones y otros productos de corcho impacta positivamente en el mantenimiento de los servicios ecosistémicos de los bosques de alcornoques (fomento de la biodiversidad, reducción de la erosión, mantenimiento de los recursos hídricos, reducción del riesgo de incendios, fijación de carbono atmosférico, …).

Una vez más, se comprueba cómo el uso de tapones y productos de corcho contribuye positivamente a nuestro entorno ya la sociedad catalana.

 

El proyecto ha sido subvencionado por elAgencia de Residuos de Cataluña.

arcgen_color_h

 

es_ESSpanish