Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El nuevo proyecto tractor del vino en el PERTE Agroalimentari incluye un proyecto primario de investigación sobre el corcho y los procesos de producción de los tapones de corcho

Resolución provisional favorable al proyecto tractor del vino en el PERTE Agroalimentario que prevé una inversión estimada de 16 millones de euros entre once proyectos primarios, entre los que destaca la "Investigación sobre el corcho y los procesos de producción de los tapones de corcho con el fin de su optimización como herramienta enológica".

Este proyecto primario tiene como objetivo el estudio del corcho desde una perspectiva interdisciplinar e integral, para responder a las necesidades actuales del sector corchero y vitivinícola. Este objetivo implica la realización de investigaciones básicas y aplicables con el fin de generar conocimiento sobre el corcho, que permita aplicar mejoras y/o soluciones inteligentes y respetuosas con el corcho (o, conservando las características y propiedades naturales del material) y, con el medio ambiente. A lo largo de los años, las soluciones a los retos que han ido surgiendo han sido primero de carácter químico y, ahora, de carácter físico. El futuro apuesta por las soluciones biológicas que implican tener una visión global del corcho desde el árbol hasta el tapón.

Los resultados y la experiencia obtenida en proyectos anteriores conviene dar el paso de una investigación básica no orientada a una más dirigida. Por este motivo, este proyecto tiene un enfoque multidisciplinar y cuenta con la colaboración de diferentes centros de investigación que aportarán visiones completamente diferentes pero complementarias, en los ámbitos de genómica, metabolómica y estructura y propiedades mecánicas y/o reológicas del corcho.

El proyecto y el consorcio

El proyecto tractor del vino ha sido adjudicado entre las líneas de ayuda del PERTE Agroalimentario en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de los fondos Next Generation.

Lo ha impulsado un consorcio coordinado por la Federación Española del Vino (FEV), Insomnia Accelerator y la consultora Deloitte y cuenta con 19 empresas pertenecientes a 15 grupos empresariales diferentes, entre las que destacan las industrias alcornoques Francisco Oller (Grupo Oller) y J. Vigas. La Fundación Instituto Catalán del Corcho es uno de los centros de investigación que participan en el proyecto.

El resto del consorcio lo forman Grupo Raventós Codorniu, Osborne, Familia Torres, González Byass, Bodegas Familiares Matarromera, Martín Códax, Bodegas Riojanas, Terras Gauda, Valtravieso, Bodegas Comenge, Grandes Vinos y Viñedos, Viña Costeira e Izertis.

es_ESSpanish