Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El CFC alerta de que el abandono de la gestión forestal es el gran reto para prevenir incendios catastróficos

En las últimas semanas se han sucedido una serie de incendios forestales importantes en Cataluña, especialmente graves en la Conca de Barberà y Anoia, Parque Natural del Cabo de Creus, en el macizo del Montgrí, Martorell y Castellví de Rosanes.

Desde el Consorcio Forestal de Cataluña, que agrupa a propietarios, agrupaciones forestales y silvicultores felicitan al conjunto de cuerpos de emergencia que han trabajado en la extinción de estos incendios (Bomberos, ADF, Agentes Rurales, Protección Civil, Mossos d'Esquadra y Policía Local) que han trabajado intensamente para evitar consecuencias más graves.

En Cataluña el 80% de la superficie de bosques está sin gestionar
Estos incendios se están produciendo en un verano especialmente seco y caluroso en Catalunya, y la mayoría de ellos se han sucedido en zonas pobladas, lo que ha puesto de relieve la importancia de la prevención de fuegos forestales. Desde el Consorci Forestal de Catalunya alertan que el abandono de la gestión forestal es el gran reto para prevenir incendios catastróficos. Desde la entidad recuerdan que para evitar que estos episodios se conviertan en grandes incendios forestales es fundamental el apoyo a la gestión forestal de propietarios particulares y campesinos, ya que los bosques acumulan excedentes de madera en un territorio donde en el 80% de la superficie se ha abandonado la gestión. Una acumulación de combustible que convierte en peligrosas, ya veces imposible, las labores de extinción de incendios por parte de los equipos de emergencia.

La entidad pide que la madera quemada se retire en otoño para facilitar la regeneración de los bosques
En plena campaña de verano, y con un riesgo de incendios muy elevado en la mayor parte del país, la consejera de Acción Climática, Alimentación y Medio Rural, Teresa Jordà, ha anunciado el impulso de un plan plurianual de prevención de incendios en Cataluña, dotado con 60 millones de euros. Una buena noticia para el sector en materia de prevención de incendios, y el Consorcio Forestal de Cataluña pide que desde el gobierno se apoye a los propietarios forestales para poder empezar lo antes posible las tareas de retirada de madera quemada, así como el tratamiento de las superficies arboladas afectadas por los incendios. La entidad considera que la madera quemada debe poder retirarse este mismo otoño, para facilitar la regeneración de los espacios arrasados por el fuego, ya que si no se ejecutan los trabajos enseguida la recuperación de la vegetación será mucho más lenta. del Consorci Forestal se han puesto en contacto con la conselleria para conocer más a fondo el nuevo plan de ayudas a la prevención de incendios que se desarrollará en los próximos cuatro años, una iniciativa muy bien recibida por el sector pero que es necesario trabajar conjuntamente.

es_ESSpanish